jueves, 21 de mayo de 2009

El cíclope va a merendar a casa de su novia


Este es Teodoro, un cíclope (que no está bizco) que vive enamorado con pasión de su novia Lupita. Ésta le ha invitado hoy a merendar en su casa, pero sin saberlo su padre, don Genaro, que está en contra de la relación. No quiere que entren tipos raros en su casa, y menos que mancillen a su hija.
Doña Flor, que es más comprensiva, no pone demasiados reparos a la "extraña" relación de su hija, porque ella sabe lo que es convivir con un extraño. Hace poco descubrió que su marido tiene prácticas sadomasoquistas con otras mujeres.
También estuvo en la merienda Gustavito, el bebé de la vecina, que a veces pasa a jugar con la pistola de don Genaro. Descargada, claro.
Lupita espera que hoy Teodoro le confiese sus sentimientos. Casualmente se ha hecho daño en un ojo abriendo una botella de vino, por lo que de ese modo cuando hoy se miren "al ojo" seguro que se amarán para siempre.

jueves, 14 de mayo de 2009

Mujeres desnudas en la luna


Como todos sabíamos, y como viene a confirmar este impagable documento gráfico, en la luna viven hermosas mujeres ¡y todas andan por allí desnudas!

Yo y un enano


Aquí estoy yo con un enanito muy simpático.

lunes, 11 de mayo de 2009

Portadas de los dos bruts de Jaw



Hoy os dejo dos escaneados en una resolución bastante buena de las ilustraciones originales para las portadas de los dos bruts que sacó La Cúpula: "Las aventuras de Jaw" y "Jaw vs. el Alien". Bajo están las portadas ya maquetadas por la editorial. Sobre todo hubo un cambio bastante grande en el texto "Jaw", al cual optaron por darle un aspecto más comercial y menos underground. En el segundo opté por no poner yo el título y centrarme sólo en el dibujo.

jueves, 7 de mayo de 2009

Chistes musicales XII




Para finalizar con los chistes musicales, un especial de los que se publicaron para celebrar la navidad, incluida la tradicional quedada del día de Noche Buena de varios coros junto al "Portal" que se monta en la Plaza del Ayuntamiento, a dar un poco la brasa. Allí asiste nuestra querida alcaldesa a bailotear con los cantantes (los que se dejan, claro).

Chistes musicales XI